Deborah Kerr es "Toda una Mujer"

TP – 26 de Agosto de 1985

“Toda una mujer” El triunfo de la ambición femenina.

Toda una mujer

Esta semana (el Lunes concretamente) comienza a emitirse, por la Primera Cadena, una serie británica que narra la irresistible ascensión de Emma Harte, desde sus orígenes como muchacha de servicio a dueña de una cadena de grandes almacenes Una de las mayores empresas del mundo conseguida a base de esfuerzo y tesón, que se plantea, inicialmente como una venganza hacia la rica Familia del “señorito”‘ que la dejó embarazada y no quiso casarse eon ella. Su título, bastante revelador, es “Toda una mujer”.

Alguno ha querido ver en esta serie la réplica europea a “Falcon Crest”, pero, en realidad, el único punto en común que tienen es el poder de una mujer que tiene negocios y dinero. Nada más, porque mientras Angela Channing se crece en las intrigas y nunca la vemos llorar, ésta Emma se enamorará, sufrirá y tendrá debilidades. En definitiva, a pesar de ser una triunfadora, su triunfo será amargo y el personaje más humano.

TODA UNA VIDA

TP01

Además, no hay que olvidar que “Toda una mujer” abarca un período de casi ochenta años en la vida de Emma Harte. Se inicia a principios de 1900, cuando ella trabaja duramente de criada al servicio de los Fairley, y termina en la época actual precisamente el día en que cumple ochenta años. El procedimiento que se utiliza para contarnos su historia es el del recuerdo, que más técnicamente se conoce coma “flash-back”. Así, se nos presenta ya mayor, rica y poderosa, y mediante una ensoñación va repasando toda su vida hasta volver, al despertarse, al mismo sillón, al mismo día, en el que deberá enfrentarse con sus hijos y resolver, quizá, su último problema. Repartir su riqueza. Parte aquí de la venganza, porque cuando Emma es joven y bella se enamora perdidamente del hijo de sus amos, Edwin, y él la abandona cuando queda embarazada.

Humillada por este hecho, se jura a sí misma ser más rica y poderosa que ellos y despojarlos de sus tierras. Por el momento se traslada a Leeds, donde consigue un empleo en la industria textil de los Kallinski, una familia de origen judío que la acoge con cariño. Sin embargo, su destino parece que se repite y se siente atraída por el hijo de los Kallinski, David, pero debido a su anterior experiencia y a la niña nacida de su relación con Edwin, decide casarse con Joe Lowther, con quien tiene otro hijo Kits.

Su sentido del ahorro y su trabajo son recompensados y pronto abre su primera tienda, que, en seguida, serán muchas más. Su obsesión por hacerse rica estará por encima de su marido de sus hijos y casi de los acontecimientos históricos que ocurren a su alrededor. Sólo tenemos noticias de la guerra cuando su marido, Joe y su gran amigo Blackie son llamados a filas. Joe muere, y es entonces cuando Emma reconoce que ha perdido un gran hombre.

No acaba aquí su historia amorosa. Conseguido ya gran parte su objetivo, encuentra el verdadero amor de su ‘vida, Paul McGill, un oficial australiano que está recuperándose de sus heridas. El está casado y ella. que es una mujer práctica, decide casarse con su abogado Arthur Ainsley, con quien tiene dos gemelos. Robin y Elizabeth. Pero ei amor entre Emma v Paul triunfa, ya que él vuelve a buscarla a pesar de que su mujer no le concede el divorcio, y ella abandona a Arthur, que ha resultado ser bebedor y afeminado.

Emma y Paul son felices, tienen una niña, Daisy, y todo va bien hasta que él decide volver a Australia a conseguir el divorcio. Tiene un grave accidente y Emma, inmensamente rica y asentada va en las tierras de los Fairley, como se había propuesto, se queda sola.

La narración está basada en un “bestseller” de ta escritora Barbara Taylor Bradford, quien de momento, ha cobrado millón y medio de libras por los derechos para llevar a la pantalla su novela, de la que ha vendido en Estados Unidos e Inglaterra millones de ejemplares. Según la autora, su libro no tiene escenas escandalosas , y sólo ha querido recrear la emoción de los sentimientos. La idea, parece ser, han intentado seguirla con fidelidad el adaptador. Lee Langley y el director, Don Sharpe. La serie ha sido rodada en su totalidad en el Norte de Inglaterra y en Londres, ciudad en la que se han escogido los famosos almacenes Harrods para rodar las escenas en las que aparecen las tiendas de Emma.

DOS ACTRICES PARA UN PERSONAJE

TP03Debido al tiempo due abarca “Toda una mujer” se han elegido dos actrices para representar el mísrno personaje. Por un lado, Jenny Seagrove, será la Emma joven (hasta poco más de cuarenta años), y nada menos que Deborah Kerr, la mujer madura.

La primera es una joven desconocida, nacida en Kuala Lumpur, pero educada en la más rancia tradición británica que ha conseguido hacerse popular en Inglaterra y Estados Unidos gracias a esta serie. La autora del argumento, Barbara Taylor Bradford ha dicho que “ella misma es Emma Harte”. Algunos periódicos han comentado que es “la estrella televisiva del 85” v ella simplemente dice haber comprendido el personaje y expresa su satisfacción por haber trabajado con Deborah Kerr, una mujer a la que siempre admiró y con quien guarda un cierto parecido físico.
Porque, aunque es Jenny Seagrove la que lleva la mayor parte del peso de la serie, la presencia de Deborah Kerr impone. Alejada desde hace mucho tiempo de las cámaras, ha hecho honor, sin embargo a su imagen y ha darlo a esta Emma Harte un toque de elegante autoridad Hace algo más de un año la vimos en la versión televisiva de “Testigo de cargo”, a cuenta. de Alan Gibson y emitida en “Estrenos TV”, pero pocas han sido sus intervenciones televisivas. Se retiró del cine en 1969. después de haber rodado “El compromiso”de Elia Kazan, y lo hizo porque su matrimonio con el escritor Peter Viertel era “tan feliz e interesante” para llenarle la vida. Ahora pasa con él muchas temporadas en Marbella.

Nacida en Escocia en 1921, fue educada en una tremenda disciplina, por lo que “no es extraño -ha dicho la actriz- que me haya convertido en una respetable señora”. Una señora que representó la frialdad inglesa en sus primeras películas (“Quo Vadis” o “El prisionero de Zenda”), hasta que, por casualidad, sustituye a Joan Crawford en “De aquí a la eternidad” a las órdenes de Fred Zimieman, La rubia se coinvierte en un volcán, y (no hay que olvidar que estamos en 1953) algunos llegan a creerla una ninfómana. “Té y Simpatía” es otra de las obras memorables de su carrera. Primero en teatro y luego en el cine, en la, que tiene como amante a un escolar.

Nominada varias veces para el Oscar, Deborah ha trabajado con importantes directores y es una de las actrices con más “Glamour” de los años cincuenta y sesenta. Ahora, toda la prensa mundial ha vuelto a ocuparse de ella a propósito de los premios Emmy, los galardones que otorga la Academia de Televisión Ciencias y Artes de los Estados Unidos. Precísamente Deborah ha sido seleccionada para optar al premio “como mejor actriz secundaria” por su actuación en esta serie. Dado que los ganadores serán dados a conocer el próximo 1 de Septiembre, todavía estaremos viendo la serie cuando se adjudiquen los premios, va que el sexto y último episodio se emitirá el 30 del citado mes… si TVE no falla en sus planes.

EXCELENTE REPARTO

TP04El reparto de “Toda una mujer” está integrado por actores ingleses y americanos algunos conocidos de los telespectadores. Se da la circunstancia de que una actriz que figura en la serie en el papel de Laura, es también la productora. Se trata de Diana Baker, una americana que comenzó ganando un concurso de belleza, después fue “la novia” de “El fugitivo”-¿se acuerdan? – , para, pasar a hacer películas como “Al Este de Java” o “Mirage” con Gregory Peck. Ahora le ha tentado la producción y compagina ambas facetas.

También trabajó en “El fugitivo” Barry Morse ( era el perseguidor implacable de David Jansen) y vive en Alicante en un lugar que él llama “Casa Calmada”, que sólo abandona para, como en este caso, intervenir en televisión.
John Mills, veterano actor inglés, trabajó con Morse en “La banda del zoológico” y encarna aquí al banquero Henry Rossiter.

Les resultará familiar igualmente. el rostro de Nicola Pagett, que se hizo muy famosa en nuestro país m raíz de la emisión de “Ana Karenina”.

Los cuatro hombres cíe la vida de Emma están interpretados cronológicamente por Peter Chelson, John Duttine, Barry Bostwick y Christopher Gable. Pero, casi con toda seguridad, el que más les va a gustar, al igual que a ella, es el americano Barry Bostwick, un galán con aire romántico, perfecto para dar vida a su gran amor, el australiano Paul McGill.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *